Saltar encabezado
U.S. flag

Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos


Datos para la redistribución legislativa: qué esperar y cuándo

July 28, 2021
POR DR. RON JARMIN, DIRECTOR INTERINO

Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

Desde que publicamos los resultados para la distribución proporcional de distritos congresionales en abril, varios equipos nuestros han estado trabajando con empeño en el próximo conjunto de datos del Censo del 2020: los datos para la redistribución legislativa. Estos datos desempeñan un papel importante en nuestra democracia y comenzarán a iluminar los cambios de la composición local y demográfica de nuestra nación durante la última década.

Estos datos incluyen los primeros conteos de población de niveles por debajo de los estados, así como características demográficas del censo, una información que los estados usan para la redistribución legislativa: el proceso de redefinir los límites de los distritos electorales con base en dónde hayan aumentado o disminuido sus poblaciones. 

Aunque la redistribución legislativa es una función estatal, la Oficina del Censo de los EE. UU. desempeña un papel importante en este proceso: proporcionar a los estados datos de calidad del censo que los estados pueden optar por usar en la redistribución legislativa.  De acuerdo con nuestras exhaustivas revisiones, tenemos  la certeza de que los Archivos resumen de los datos para la redistribución legislativa de la Ley Pública 94-171 cumplen con nuestros altos estándares de calidad de los datos.

Mientras nos preparamos para la publicación de estos datos del Censo del 2020, quiero hacerle saber qué puede esperar cuando vea las estadísticas. Como lo hace cada década, el censo reflejará los cambios demográficos que hayan ocurrido en el transcurso de 10 años. Es probable que nuestros resultados también muestren algunos efectos de la pandemia actual. Por ejemplo, algunas personas se mudaron, y con base en los Criterios de residencia y situaciones de residencia del Censo del 2020, se los puede haber contado en un lugar diferente del que hubieran estado viviendo.

Además de la calidad de los datos, en este blog también hablaré del momento en que usted verá los resultados y explicaré más acerca de cómo nuestras nuevas protecciones de la privacidad pueden hacer que los datos en las entidades geográficas de más bajo nivel parezcan ligeramente diferentes que en el pasado. 

Tiempo

La pandemia de COVID-19 retrasó considerablemente nuestro cronograma para la recopilación y el procesamiento de los datos del Censo del 2020. Durante el procesamiento de datos, le dimos prioridad al trabajo necesario para entregar los resultados para la distribución proporcional de distritos congresionales según lo estipula la constitución. Estos retrasos hicieron que pospusiéramos nuestra entrega de los datos para la redistribución legislativa a los estados.

Comprendemos que estos retrasos afectan a los estados que usan nuestros datos, sobre todo a aquellos que tienen un cronograma apretado para la redistribución legislativa y las próximas elecciones.

Con el fin de ofrecer alivio y proporcionar estos importantes datos a los 50 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico lo más pronto posible, vamos a proporcionar los mismos datos en dos publicaciones. La primera publicación, a más tardar el 16 de agosto, es una entrega más adelantada, y la segunda publicación, a más tardar el 30 de septiembre, será más fácil de usar.  Dicho de otra manera, los datos para la redistribución legislativa que se publican en agosto y septiembre contienen exactamente la misma información, pero esta se presenta de manera diferente.

Vea el video ¿Qué es la redistribución legislativa? para obtener más información sobre cómo proporcionaremos los datos al público.

Ahora que publicamos los datos del Censo del 2020, le invito a subscribirse a nuestros correos electrónicos para que reciba los próximos blogs, videos, visualizaciones de datos e historias de América Cuenta que resaltan cómo ha cambiado nuestra nación en los últimos 10 años. 

Características y entidades geográficas

Los datos para la redistribución legislativa incluirán los primeros datos demográficos y de vivienda del Censo del 2020 que nos permitirán ver los cambios demográficos y de población en toda la nación.

Los datos para la redistribución legislativa incluirán:

  • Conteos de unidades de vivienda
  • Estatus de ocupación de las unidades de vivienda (ocupada o desocupada)
  • Totales de población
  • Totales de población por raza
  • Totales de población por raza y origen hispano o latino
  • Totales de población en edad de votar (18 años de edad o más) por raza y origen hispano o latino.
  • Totales de población en alojamientos de grupo por los tipos más importantes de alojamientos de grupo

Publicaremos estos datos para todos los 50 estados, el Estado Libre Asociado de Puerto Rico y el Distrito de Columbia. En cada uno de estos grupos proporcionaremos datos para múltiples entidades geográficas, tales como:

  • Condados
  • Poblados
  • Ciudades
  • Distritos electorales
  • Distritos escolares
  • Sectores
  • Bloques censales

Protección de la confidencialidad

Cuando recopilamos los datos para el Censo del 2020, les aseguramos a las personas que sus respuestas se mantendrían confidenciales como lo requiere la ley.

Debido a que los datos para la redistribución legislativa tienen características demográficas disponibles para áreas muy pequeñas, es esencial que tomemos medidas para que en las estadísticas que publicamos se protejan los datos que proveen las personas o que se proveen sobre ellas.

Los datos para la redistribución legislativa serán los primeros datos del Censo del 2020 que se protegerán usando la privacidad diferencial. Este método moderno protege la información individual y al mismo tiempo nos permite compartir estadísticas importantes sobre las comunidades. La privacidad diferencial se ha usado satisfactoriamente en varios otros productos de datos de la Oficina del Censo. Recientemente, compartimos más información sobre la privacidad diferencial en el blog Modernización de las protecciones de la privacidad para el Censo del 2020: próximos pasos y en el video Protección de la privacidad en las estadísticas de la Oficina del Censo.

De acuerdo con el diseño, hemos calibrado cuidadosamente cuánta protección o cuánto ruido agregar para que los resultados logren un mejor equilibrio entre privacidad y precisión. Hay más información disponible en nuestra reciente declaración Se establecen parámetros clave para proteger la privacidad de los resultados del Censo del 2020.

Con estos parámetros, algunas áreas pequeñas como los bloques censales pueden parecer “confusas” es decir, que los datos para un bloque en particular podrían no parecer correctos. Es importante señalar que nuestro enfoque produce datos de alta calidad cuando los usuarios combinan estos bloques “confusos” para formar entidades geográficas más significativas como sectores censales, ciudades, distritos electorales, condados y áreas tribales de Indígenas de las Américas/Nativos de Alaska. Nuestra calibración fue diseñada para que alcanzara umbrales de calidad aceptables para estos niveles de entidades geográficas.

De modo que si usted está buscando datos a nivel de bloque, puede ver situaciones como las siguientes:

  • El estatus de ocupación no coincide con los conteos de población. Algunos bloques pueden mostrar que todas las unidades de vivienda están ocupadas, pero el conteo de población es cero. Otros bloques pueden mostrar lo contrario: las unidades de vivienda están desocupadas, pero el conteo de población no es cero.
  • Niños que aparecen como que viven solos. Algunos bloques pueden mostrar un conteo de población para personas menores de 18 años, pero no muestran personas de 18 años o más.
  • Hogares que aparecen como excepcionalmente grandes. Por ejemplo, usted puede encontrar bloques con 45 personas, pero solo tres unidades de vivienda.

Aunque son algo excepcional, las situaciones como estas en los datos confirman que se está protegiendo la confidencialidad.

El ruido en los datos a nivel de bloque requiere un cambio en cómo algunos usuarios de datos enfocan típicamente el uso de estos datos del censo.

En lugar de buscar precisión en un bloque individual, alentamos encarecidamente a los usuarios de datos a combinar o agrupar los bloques. Cuando los bloques se agrupan, la confusión desparece. Y cuando uno se aleja para ver más bloques, los detalles se unen y forman una imagen nítida. 

Calidad

Por último, quisiera decir algo más sobre la calidad de los datos, algo sobre lo que sé que existe un marcado interés, dados los desafíos que se presentaron en el 2020. 

Como siempre, la Oficina del Censo tiene el compromiso de ser transparente acerca de la calidad de los resultados del Censo del 2020. Muy poco después de que publiquemos los datos para la redistribución legislativa en agosto, planeamos publicar métricas operacionales de calidad adicionales para dar información sobre cómo recopilamos las respuestas del Censo del 2020 y qué puede significar esto para la calidad de los datos.

Además, los usuarios de datos podrán comparar por su cuenta los conteos locales y demográficos del Censo del 2020 con otros puntos de referencia sobre la población, tales como nuestras estimaciones anuales de población.

Durante el procesamiento de datos, hemos estado comparando los conteos con los puntos de referencia como parte de nuestras verificaciones de la calidad de los datos. Hemos realizado una de las revisiones más exhaustivas en la historia reciente del censo.

Como parte de nuestra revisión, tuvimos que lidiar con tasas de falta de respuesta más altas de lo que habíamos experimentado en censos anteriores a las preguntas para algunas características. Esto significa que mientras se contaba a las personas, algunas de ellas dejaban una o varias preguntas en blanco, incluso cuando completaban la mayor parte del cuestionario del censo.

Esto lo observamos para casi todas las variables en el cuestionario: edad, sexo, raza, origen hispano y si la persona era propietaria de su vivienda o la alquilaba. Esto lo observamos de manera general, sin importar si la respuesta se enviaba por internet, en cuestionarios impresos, por teléfono o en entrevistas en persona con nuestros enumeradores. Estas respuestas en blanco dejaron un vacío en los datos que tuvimos que llenar. Todavía estamos analizando esto, y en un futuro blog compartiremos cómo hemos abordado este desafío.

Además, recuerde que el Censo del 2020 representa un conteo de todos los que vivían en la nación el 1 de abril de 2020. Es importante tener esto en cuenta cuando se compara con otras encuestas de la Oficina del Censo o con otras fuentes de datos que no son de la Oficina del Censo.

Donde haya preguntas sobre los datos, tenemos un proceso: el programa para Resolución de Preguntas sobre el Conteo. Este programa tiene un alcance limitado y no cambiará los datos para la redistribución legislativa ni los resultados para la distribución proporcional de distritos congresionales, pero nos ayudará a actualizar los totales del censo que usamos para crear nuestras estimaciones de población todos los años. Más adelante, compartiremos más detalles sobre este programa.

De acuerdo con todas las maneras en que hemos analizado el Censo del 2020 —mediante nuestras exhaustivas revisiones durante el procesamiento de datos, comparando los números con los puntos de referencia sobre la población y analizando las operaciones— los datos del censo son de alta calidad y sirven para ser usados para la redistribución legislativa. De hecho, la calidad de los datos del Censo del 2020 es bastante admirable teniendo en cuenta los desafíos que enfrentamos el pasado año.

Top

Regresar al encabezado